Abadía De Fontenay: Abadía Cistercense En La Borgoña

La Abadía de Fontenay es una de las mas antiguas abadías cirtences que persisten en la actualidad, si bien ya no viven monjes en ella. Declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1981 y después de haberla visitado recientemente no podemos mas que asegurar que es una de las joyas de la Borgoña.

Solo el camino a la abadía de Fontenay desde Montbard empieza a sugerir lo que despues verás. La abadía se encuentra enclavada en un frondoso valle y fue construida en un terreno ganado por los monjes a las aguas, de ahí que su nombre sea una adaptación de Fontanetum (“que flota sobre las aguas”). Nada hace pensar que de repente encuentres el pórtico de entrada a la Abadía de Fontenay:

Pórtico Abadia de Fontenay

Pórtico Abadia de Fontenay

La visita comienza en la iglesia, una iglesia puramente románica con la sobriedad que caracteriza la arquitectura religiosa asociada a los cistercenses.

Entrada Iglesia Abadía de Fontenay

Entrada Iglesia Abadía de Fontenay

La entrada a la iglesia desde el pórtico principal te sumerge en un espacio amplio y majestuoso que casi te hara escuchar los cánticos de los monjes (ayudado por una débil pero sugerente música de ambiente, todo hay que decirlo).

Iglesia Abadía de Fontenay

Iglesia Abadía de Fontenay

El recorrido continúa por el dormitorio donde destaca una bóveda en madera con forma de nave, siendo el claustro el siguiente punto de la visita:

Claustro Abadía de Fontenay

Claustro Abadía de Fontenay

Desde el centro del claustro se puede observar el humilde y sencillo campanario de la abadía y las chimeneas del refectorio, en sus paredes aun permanecen las ranuras donde debían ubicarse los estantes en los que reposaban los libros adquiridos y copiados por los monjes. El refectorio era el único espacio de la abadía de Fontenay junto con la enfermería donde estaba permitido hacer fuego. Podrás visitar además la Sala Capitular con sus arcos cruceros y la Sala de los Monjes.

Mención especial merece el edificio de la Fragua. Es un edificio medieval construido a finales del siglo XII, compuesto de dos salas a diferentes alturas. La segunda de ellas tiene dos pisos y contiene una réplica de un martillo hidraúlico conectado a una noria cuyas ruedas giran gracias a una desviación del rio Fontenay que pasa por el muro sur de la abadía.

Martillo hidraúlico

Martillo hidraúlico

La Abadía de Fontaney fue el primer lugar del mundo en usar un martillo hidraúlico para la producción industrial de herramientas que luego vendían en los mercados de los alrededores.

Podrás observar desde el exterior (ya que el interior no es visitable) el alojamiento de los abades comanditarios, donde se alojaban los abades durante la época en la que estos eran elegidos por los reyes y no por los propios monjes, el palomar, una gran torre con mas de un metro de espesor, la perrera, la enfermería así como una pequeña construcción aislada del resto cuyas rejas hacen pensar que pudo haber sido una prisión o bien el lugar donde los objetos de valor eran almacenados.

Perrera y Palomar

Perrera y Palomar

Pasear por los perfectamente cuidados jardines que unen los distintos edificios y observar el estilo sobrio y elegante de estos es algo que bien merece la pena el viaje si es que estaís visitando la Borgoña. Os tenemos que avisar que no debeís esperar unos interiores con una decoración exquisita o completa porque la Abadía de Fontenay fue vendida durante la Revolución francesa a Élie de Montgolfier que la transformó en una papelería. En 1906, Edouard Aynard compró la abadía e inicio el proceso de restauración que la ha llevado a lo que es hoy, patrimonio nacional de la humanidad y un punto de encuentro para los visitantes con la vida monástica del siglo XII al XV.

Jardines

Jardines

Duración de la visita.

Necesitarás como mínimo media hora, si bien el lugar invita a una visita tranquila y relajada.

Precio

La entrada normal a la Abadía de Fontenay cuesta 9.70 euros y te dan un folleto con las indicaciones básicas para seguir la ruta por la abadía y entender lo que estas viendo. Si el precio de la entrada os esta haciendo dudar, solo os podemos decir que la visita bien lo merece.

Otras actividades

Justo al lado de la abadía podeís encontrar el inicio de varios senderos señalizados que os permitirán explorar la zona bien sea andando o en bicicleta, incluso podreís vislumbrar restos de las antiguas instalaciones mineras que los monjes usaban para extraer el mineral de hierro de las galerías situadas en la colina oeste para después ser usado en la fragua

Localización

La abadía de Fontanay forma parte del municipio de Montbard y se encuentra a tan solo unos kilometros del centro de la ciudad.


Ver mapa más grande

Si viajais en coche, como fue nuestro caso, podeís usar Montbard como dirección en el navegador (o mapa)  y estando cerca de la ciudad empezareís a ver las indicaciones para la Abadía de Fontenay.

Abadía de Fontenay

Abadía de Fontenay

 

Share
This entry was posted in Borgoña, Francia and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>